miércoles, 25 de julio de 2012

El sacrificio del Yo

El ideal máximo desde el punto de vista religioso es el sacrificio del Ego. Muchas de las corrientes New Age hablan de lo mismo; ser uno con la conciencia superior, "consciousness" (ver Deepak Chopra por ejemplo). El comunismo también nos habla de sacrificar el individuo por la Comunidad.

Eso suena interesante y fascinante. Pero, ¿puedo yo dejar de ser Yo?
Estas son preguntas y respuestas demasiado esotéricas, a excepción del Comunismo, que claro, ya fracasó. El colectivismo solo trajo pobreza, muerte, hambre etc.
Pero volvamos al yo, ¿Puedo convertirme en el todo sin antes ser yo? ¿Sin antes saber quien soy yo? ¿Esto no les recuerda al conflicto interior que vivimos a diario?

Si no pertenecemos a nosotros mismos; no podemos pertenecer a nadie ni a nada y mucho menos convertirnos en algo que no somos. Primero debemos de llegar a ser nosotros mismos y convertirnos en lo mejor de nosotros mismos.

¡Mucha gente vive muerta en vida! Se la pasa pensando en cuando llegue ese momento, esa fusión con el ser o entidad supremo y deja el yo y el ahora.

¿Es eso vivir? Yo estoy viva y mientras lo esté, seguiré valorando mi yo, mi individualidad, mi vida, mi libertad, mi persona y no me sentiré cómoda pensando que me voy a convertir en alguien más que no sé claramente quien o que es. 

Dejemos de pensar en el más allá y concentrémonos en el hoy, en el ahora y en vivir una vida plena.

1 comentario:

  1. La introspección debería ser un ejercicio diario de autoconocimiento, lo que en términos teológicos viene a ser el examen de consciencia de los cristianos.

    ResponderEliminar

Segunda oportunidad

Llegué temprano a la cena, algo poco usual para mí, prefiero llegar tarde y así tener una excusa para socializar con menos personas y q...