jueves, 12 de septiembre de 2013

Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo y lo Bello de los Tatuajes



Los Tatuajes están de moda, y hoy en día son una manifestación de arte e individualidad llevada a su máximo exponente; el cuerpo humano.
Tatuar el cuerpo no es algo nuevo.  Creíamos que los Egipcios fueron los pioneros, según evidencias encontradas en momias femeninas, que datan de 2,000 años A.C.  Sin embargo, en 1991, arqueólogos encontraron en la frontera entre Austria e Italia, un hombre congelado de alrededor de 5,200 años que muestra tatuajes en su cuerpo.
Los tatuajes en la Antigüedad tenían diversos significados: amuletos, símbolos de estatus, declaraciones de amor, símbolos religiosos, simple ornamentación, e inclusive, formas de castigo y marcas de propiedad. Curiosamente hay muestras en casi todas las culturas desde el Antiguo Egipto, hasta las tribus precolombinas de Sudamérica.
Para los Griegos y Romanos el uso de tatuajes era estigmatizado, lo usaban para  marcar a alguien como propiedad, en el caso de los esclavos, o para diferenciar a qué secta religiosa pertenecían.  También como marcas de castigo a los  criminales.
Sin embargo, los faraones egipcios de la Dinastía Ptolemaica, que eran originariamente Griegos de Macedonia y que se casaban entre ellos para mantener la pureza de la descendencia, utilizaban tatuajes.  El más notable fue Ptolomeo IV (221-205 A.C.), de quien se decía tener tatuadas hojas de Vid o Parra, que simbolizaban su devoción al Dios Griego Dionisio; Rey del Vino y Regente de la Casa Real del Faraón. Una moda que fue adoptada por los soldados Romanos y que se expandió durante el Imperio Romano, hasta que el Emperador Constantino (306-373 D.C.), los prohibió al adoptar el Cristianismo.
Esta prohibición va más allá del Cristianismo.  La religión judía prohíbe los tatuajes, por considerar al ser humano una creación divina, según la Torá y apoyando su objeción en lo que la Biblia dice acerca de las marcas en el cuerpo: Levítico 19: 28: "Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová."
En el otoño de 1941, los tatuajes fueron utilizados para identificar a los prisioneros judíos durante el Holocausto, convirtiéndolos en símbolos repulsivos, tanto para los sobrevivientes, como para los judíos menos seculares.
Sin embargo, hoy día “tatuarse está de moda”; son muchos los cientos de miles de personas que se están tatuando, en su mayoría jóvenes.
He aquí algunos factores a considerar, si piensas tatuarte:
  • Moda. Esté de moda o no, la moda no es para todos y las modas pasan.  Aunque ya existen métodos para removerlos, son dolorosos, no siempre efectivos y muy costosos.
  • Un tatuaje es para toda la vida, es permanente. Muchas personas, en especial jóvenes, deciden tatuarse el nombre de la persona amada...¡error!  Llevarán el resto de su vida, en muchos casos, “tatuado un mal recuerdo”, literalmente, no sólo en el alma, sino a la vista del mundo.
  • Un tatuaje como un símbolo de arte. No hay duda que cada vez hay más artistas del tatuaje, que hacen de cada trabajo una verdadera obra de arte, sin embargo recuerda que vivirás con él el resto de tu vida. Mi amigo André le dio a un amigo un buen consejo: "escoge un diseño y guárdalo por un año. Si después de un año te sigue gustando significa que es el correcto".
  • Campañas de publicidad. La compañía Ecko Unlimited lanzó en el 2011 una campaña publicitaria, ofreciendo un 20% de descuento de por vida, al hacerse un tatuaje permanente con alguno de sus diseños. Muchos fueron los que se tatuaron y se convirtieron en vallas publicitarias ambulantes. ¿Qué pasa si la empresa cierra, quiebra o cambia de nombre?  Y lo irónico del caso, es que ese porcentaje de descuento, puedes obtenerlo en cualquier sale regular, sin tener que “marcarte”. Tatuarte de por vida por un descuento....una llana manifestación de estupidez humana.
  • Cambios en tu cuerpo. Incremento de peso, embarazo, pérdida de peso, pérdida de elasticidad, pueden variar el aspecto de tus tatuajes. El impacto de los cambios de peso son mayores en algunas partes del cuerpo.
  • Pandillas, maras, mafias, organizaciones criminales y reos. Los miembros de estos grupos suelen tatuarse con símbolos que representan a la hermandad, y  muchos de ellos en el rostro.  Algunos de estos tatuajes incluyen una lágrima por cada persona que asesinan.  La Mafia Rusa tiene su propia simbología; utilizan estrellas en la parte delantera de los hombros o en las rodillas. Dependiendo del número de puntas, puede significar su posición jerárquica dentro de la organización o bien, el número de personas que han asesinado.
  • Rebeldía. Muchos jóvenes utilizan los tatuajes como un símbolo de rebeldía hacia sus padres, la autoridad e inclusive un reto al statu quo.  
  • Prejuicios. Seamos honestos, vivimos en un mundo lleno de prejuicios y los tatuajes son mal vistos por la mayoría de las sociedades. Muchos empleadores no contratan a personas tatuadas.  Y con las mujeres en particular, pueden ser etiquetadas como promiscuas, según un estudio realizado en Francia por el investigador Nicolas Gueguen.
  • Libertad. Eres libre de hacer con tu cuerpo lo que desees. Sólo toma en cuenta los factores mencionados, para no tener que arrepentirte después.
¿Se preguntarán si yo tengo un tatuaje? No, no tengo ningún tatuaje. Mi razón es muy sencilla: Vanidad. Me molestaría mucho que mi bello tatuaje se viera deformado por variaciones en peso y peor aún, pérdida de elasticidad con el paso de los años. Sin embargo me molesta la gente que juzga a los que lo tienen. Muchos amigos queridos y cercanos, tienen uno y son personas maravillosas, profesionales y responsables.  En el caso de mis amigas ninguna de ellas es promiscua. 

En la fotografía aparece el abogado Mario Archila cuyo blog www.impuestosychocolate.com pueden visitar.
El se ha hecho 9 Tatuajes que significan: en orden de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.
1- Firma de su esposa 2- Fecha de nacimiento de su hija 3- Iniciales del nombre de su hijo y fecha de nacimiento, simulando un ADN 4- Medio infinito /karma - medio corazón 5- Iniciales de todos los miembros de la familia 6- un águila que lo simboliza. 7- Aba, Padre por ser Católico practicante. 8- El Aguila 9-Shema de Israel (Revelación del nombre de Dios). 
Quisiera agradecer a mis amigos y colaboradores de este post, Mario Archila, Victoria Levitam, Conchi Cuartango y André Schrei

viernes, 30 de agosto de 2013

Perder a un amigo fiel y la ironía de los tiempos modernos





“Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma estará dormida”. Anatole France

Hace una semana perdí a una amiga fiel, mi perra Nissa de 12 años.  




En el año 2001 decidimos incorporar a la familia a la pequeña Nissa, una cachorrita chihuahua. Desde pequeña fue una buena cuidadora, ruidosa como es característico en la raza, pero sobre todo muy cariñosa y maternal.




Cuando mi hijo nació, lo adoptó como propio y no dejaba que nadie se le acercara, lo protegía ferozmente, a pesar de su tamaño, lo cual no era siempre bien recibido, pero era “su trabajo” y lo cumplía a cabalidad.
Su instinto materno no terminó ahí, todas las mascotas que tuvimos contaron con su protección, una perica africana (Lovebird) solía pasearse en el lomo de Nissa.  Y podría decirse que crió a los dos gatos que se unieron a la familia años más tarde.  El mayor de los gatos, Gilbert, estoy convencida de que sufre trastornos de personalidad, porque se comporta como perro. Cuando llaman a la puerta, él es el primero en llegar al lado de la puerta y esperar al visitante para luego olfatearlo.  Nissa siempre fue muy cariñosa con los niños, cosa extraña para un Chihuahua, y era afectuosa con todos sin ser abusiva (detesto el perro que se le sube a cualquiera encima; a las mascotas se les puede y debe educar).  




Desgraciadamente, Nissa enfermó de insuficiencia renal y falleció hace una semana. Enfermó de un día para otro (o al menos sus signos fueron evidentes solo hasta el final), la interné de emergencia en un Hospital Veterinario, donde fue trasladada al intensivo y falleció en menos de 24 horas.




Me duele mucho pensar que no estuve con ella en sus últimos momentos, pero en el Hospital Veterinario fueron muy profesionales, y me llamaron todo el tiempo para decirme cual era su estado y me explicaban los resultados de los exámenes de laboratorio, radiografías etc. Le inyectaron medicina para el dolor, le colocaron oxígeno, e inclusive esteroides para que respirara mejor. En casa, si bien hubiera muerto acompañada, habría sufrido de mucho dolor y es lo único que me consuela el no haber podido estar a su lado.




Cuando me llamaron para darme la noticia, me dio un dolor inmenso y se me pasaron por la cabeza innumerables recuerdos. Luego de que la persona muy profesionalmente me dió la noticia y sus respectivas condolencias, me preguntó qué pensaba hacer con el cuerpo de la perrita. Cuando vió que mi respuesta fue una pausa de silencio, me dijo que ella podía ayudarme con los servicios funerarios y comenzó a detallar los servicios que el Cementerio de Mascotas puede ofrecer. En ese momento y luego de recibir el shock y pensar como le daría la noticia a mi hijo, mi cerebro sólo procesaba palabras sueltas, como: servicio funerario, velación, cremación, entierro, bosque… De repente volví en sí y casi me suelto una carcajada. ¡Esta mujer tiene que estar bromeando! ¿O no? ¿Cremación presencial? Yo tengo que haber escuchado mal. Quede en que le devolvería la llamada más tarde y que pensaría mis opciones, todo el asunto por triste que era, no dejaba de darme mucha risa.




De niña crecí rodeada de mascotas, desde las más mundanas a las más exóticas (zorros, tigrillos, perros, gatos, conejos, peces, aves, tortugas etc), y cómo crecí en una granja, cuando estas fallecían, hacíamos un agujero en la tierra y las enterrábamos.  




Cuando la periquita de mi hijo falleció hace algunos años, recuerdo haber estado en esa misma encrucijada, hasta que una amiga me dio la solución, “ve a tirarla a un lago”, me dijo. Ese día eran elecciones presidenciales en Panamá, donde precisamente ganó el actual presidente. Así que tomé el carro con mi hijo que lloraba amargamente por su periquita, y la colocamos sobre un pequeño pedazo de cartón, al llegar al lago, nos despedimos de ella y la dejamos ir en el agua. Claro que no pudo ser entierro Vikingo porque había que prenderle fuego y eso si era contaminar el lago y seguramente hubiéramos sido arrestados o como mínimo, multados. En ese lago hay suficientes cocodrilos, así que no me siento culpable de contaminar ningún lago, seguro fue un pequeño bocadillo para ellos, además que una perica africana es tan pequeña como un ratoncito.




Sin embargo los tiempos han cambiado, ya no vivo en un Edificio;  ahora vivo en una casa en la ciudad, y si bien tiene un patio agradable, no tengo un jardín y tampoco me agrada la idea de enterrar a nadie en el jardín aunque lo tuviera. Por pequeña que sea la chihuahua, no es un pajarito,  por lo tanto quedó descartado cualquier funeral acuático. Tampoco se me hacía humano, tirar a la basura el cuerpo de mi fiel amiga y compañera.  
Así que opté por el servicio de cremación no presencial ¿A quien se le ocurre estar presente cuando la incineren?




Al día de hoy el conflicto es donde iré a tirar las cenizas, llámenme supersticiosa, pero yo no quiero ningún tipo de muerto cerca de mi casa. Así que no pretendo guardar ninguna ceniza.
Nissa era  Panameña así que no tengo ningún lugar que para ella haya sido especial en Guatemala, acá vivió tan sólo dos años. Mi hijo la ha llorado mucho, así que algo simbólico quisiera hacer por él.  
Quizás el Volcán de Pacaya sea un buen lugar, yo le tengo mucho respeto a los volcanes y el valle del Pacaya está lleno de ceniza, así que hace mas sentido. Y subir el volcán es siempre una aventura.




Definitivamente y por irónico que esto suene, en estos tiempos modernos hay que estar preparado hasta para el funeral de una mascota. Generalmente no es algo en lo que pensamos cuando  decidimos traerlos a nuestro hogar, pero estos pequeños animalitos llegan a ser parte de la familia. Y no digamos el fondo de previsión económica que hay que tener para cubrir sus gastos médicos cuando se enferman, en Nissa gasté  más dinero que con cualquier emergencia médica de mi hijo , que a diferencia sí es cubierta por un seguro médico.




“El perro promedio es mejor persona que la persona promedio”. Andy Rooney


¡Gracias por leer! ¡Sus comentarios son bienvenidos!

martes, 13 de agosto de 2013

Ser Honesto



La honestidad es uno de los valores humanos más importantes. La única forma de ser honestos con los demás es aprender a serlo con nosotros mismos y ahí, radica el reto.
Hace unas semanas hablaba con R acerca de las relaciones, y él me preguntó, “¿Cómo reconoces a la persona correcta? ¿Cómo sabes reconocerla cuando la tienes frente a ti?”  Mi respuesta en ese momento fue, “no sé”.
Esa noche no podía dormir y la pregunta me daba vueltas y vueltas en la cabeza.  Pasaron alrededor de dos semanas, cuando de repente la respuesta vino a mí: honestidad.
Si soy honesta conmigo misma y reconozco mis fortalezas y debilidades, sabré lo que en realidad quiero y lo que no quiero en mi vida.  Eso hará más fácil reconocer a la persona indicada cuando llegue a mí.  Podré ser honesta al analizarla, con sus virtudes y defectos. Las virtudes, que siempre son fáciles de ver al inicio, pero los defectos, que más bien los llamaría valores o prioridades diferentes, son más difíciles de identificar.  Sobre todo porque al inicio de una relación, mostramos todo lo mejor y tendemos a idealizar a la otra persona, fijándonos únicamente en sus cualidades.    
Al momento de descubrir mi respuesta,  le envié un mensaje a R. Le ha de haber hecho mucha gracia el hecho de que me había dejado pensando por tanto tiempo,  y como parte de comenzar a ser honestos, tenía que compartirle "mi" respuesta. Digo "mi" respuesta, porque no sé la fórmula mágica para cada uno de ustedes.
Por alguna razón, mi “momento ajá” me hizo recordar el libro "Orgullo y Prejuicio" de Jane Austen. Un clásico de la literatura inglesa y un clásico del romance. La obra ha sido adaptada para la TV, teatro y cine en innumerables oportunidades. La más reciente adaptación cinematográfica fue con la actriz Keira Knightley en el papel de la protagonista Elizabeth Bennet.  
 Me dí cuenta por primera vez que la relación de Darcy con Elizabeth, se basa desde el comienzo en la honestidad. Elizabeth es honesta al reconocer desde un inicio, que desprecia al soberbio Darcy y todo lo que él representa. Lo mismo le sucede a Darcy con Elizabeth. Sin embargo cuando él le propone matrimonio la primera vez, lo hace con tal honestidad que termina siendo la estupidez mas grande que pudiera hacer.  “- He luchado en vano. Ya no puedo más. Soy incapaz de contener mis sentimientos. Permítame que le diga que la admiro y la amo apasionadamente. … Se explicaba bien, pero no sólo de su amor tenía que hablar, y no fue más elocuente en el tema de la ternura que en el del orgullo. La inferioridad de Elizabeth, la degradación que significaba para él, los obstáculos de la familia que el buen juicio le había hecho anteponer siempre a la estimación. Hablaba de estas cosas con un ardor que reflejaba todo lo que le herían, pero todo ello no era lo más indicado para apoyar su demanda. … el lenguaje que éste empleó luego fue tan insultante que toda la compasión se convirtió en ira.  … - También podría yo replicó Elizabeth- preguntar por qué con tan evidente propósito de ofenderme y de insultarme me dice que le gusto en contra de su voluntad, contra su buen juicio y hasta contra su modo de ser”.
¿Cómo le dices a la persona a quien le estás proponiendo matrimonio que consideras a su familia como inferior y que estar con ella será una degradación para él, pero que aun así la amas?
Al final de la novela, como es de esperarse, terminan juntos y felices en una relación  basada en la honestidad.   Se enamoran, aceptándose mutuamente, con sus virtudes y debilidades, estableciendo una relación sólida, sin mentiras, juegos o engaños.    
En el romance solemos utilizar muchos juegos y engaños. Las primeras dos semanas, quizás sean divertidos, pero después de ese período es mejor dejarlos a un lado, para darnos la oportunidad de conocernos como somos en realidad.  De lo contrario, seguimos jugando y engañando...y de ahí,  nos preguntamos  ¿Por qué cambió tanto?  Cuando las personas rara vez cambian, lo que cambia es nuestra percepción de la realidad.  
Volviendo a Orgullo y Prejuicio, ¿Recordarán cuando Mr. Collins le ofrece matrimonio a Elizabeth? Ella lo rechaza, ¿Qué responde él? “- Sé de sobra -replicó Collins con un grave gesto de su mano- que entre las jóvenes es muy corriente rechazar a las proposiciones del hombre a quien, en el fondo, piensan aceptar, cuando pide su preferencia por primera vez, y que la negativa se repite una segunda o incluso una tercera vez. Por esto no me descorazona en absoluto lo que acaba de decirme, y espero llevarla al altar dentro de poco. -¡Caramba, señor! -exclamó Elizabeth-. ¡No sé qué esperanzas le pueden quedar después de mi contestación! Le aseguro que no soy de esas mujeres, si es que tales mujeres existen, tan temerarias que arriesgan su felicidad al azar de que las soliciten una segunda vez. Mi negativa es muy en serio. No podría hacerme feliz, y estoy convencida de que yo soy la última mujer del mundo que podría hacerle feliz a usted.”
Ella estaba siendo honesta, no estaba interesada en él,  pero él pensó que era un juego.
Orgullo y Prejuicio fue publicado hace 200 años (el 28 de Enero de 1813), sin embargo es tan actual el día de hoy, como lo fue en el pasado y por eso es considerado como uno de los grandes clásicos de la Literatura. Las cosas no han cambiado para nada en 200 años.
La honestidad sigue siendo la base de una relación sólida, pero jugar y  engañar sigue estando vigente, y lo único que es seguro que termina causando, es mucho dolor.
 Otra parte del libro que merece ser mencionada como una muestra de la honestidad hacia uno mismo, es la respuesta que Charlotte Lucas, (la mejor amiga de Elizabeth) le da a Elizabeth cuando ésta reacciona negativamente ante la aceptación de Charlotte a casarse con Collins. “Sabes que no soy romántica. Nunca lo he sido. No busco más que un hogar confortable, y teniendo en cuenta el carácter de Collins, sus relaciones y su posición, estoy convencida de que tengo tantas probabilidades de ser feliz con él, como las que puede tener la mayoría de gente que se casa.”
Charlotte es una persona pragmática y ella no considera el amor como la base para un matrimonio. Pero más que nada Charlotte, es honesta consigo misma. Sabe lo que quiere y que Collins puede dárselo, por lo cual acepta su proposición de matrimonio.  Ella está satisfecha con su compromiso porque no considera el matrimonio como una fuente de felicidad. Este tema es tratado ampliamente en el libro “Comprometida: Una historia de amor” de Elizabeth Gilbert la autora del aclamado libro “Comer, Rezar, Amar”.
La pregunta siguiente es ¿cómo logramos ser honestos con nosotros mismos? K, una miga muy espiritual me dió la respuesta: "aprendiendo a estar solo" al menos media hora al día.  No es necesario meditar estrictamente, es aprender a disfrutar un rato de soledad, para encontrarnos con nosotros mismos, conocernos, saber qué nos gusta o qué nos disgusta y aceptarnos  y querernos tal cual somos.    Si estamos todo el día rodeados de gente, tratando de llenar las expectativas que puedan tener de nosotros, difícilmente podremos llegar a descubrirnos.
Desgraciadamente, la mayoría de las personas no saben lo que quieren y prefieren vivir engañadas. ¿Cuantas personas no son infelices porque están con la persona incorrecta? Su cobardía y su falta de honestidad consigo mismos les mantiene atados a relaciones que no les están haciendo crecer como personas. Como consecuencia, cada día son más populares los antidepresivos, los terapeutas y los gurús espirituales. Parece mentira que la gente tenga que ir con estos últimos para que les digan lo que la simple lógica y el sentido común les podría decir; o bien seguir las sabiduría del Oráculo de Delfos,  “Conócete a ti mismo”.
La honestidad no es sólo importante en el amor y en las relaciones personales, lo es en todos los aspectos de nuestra vida. Y la primera persona con la que debemos comenzar a ser honestos, es con nosotros mismos.... ¡Gracias por leerme y espero sus honestos comentarios!

miércoles, 24 de julio de 2013

¿Por qué el alboroto sobre el Libro Las Cincuenta Sombras de Grey?




La novela erótica Las Cincuenta Sombras de Grey de la autora Británica E L James, ha causado un gran revuelo y es considerada, en el Reino Unido como la novela de habla inglesa más vendida de todos los tiempos. Con cifras estimadas al día de hoy, en 70 millones de copias vendidas alrededor del mundo; doce de estos en Gran Bretaña y treinta y cinco en Estados Unidos, tanto en formatos impresos como en digitales (e-book).

La trama gira en torno a la relación de una estudiante universitaria de Literatura, Anastasia Steele, y el joven empresario, Christian Grey.  La trilogía se ha hecho famosa por la narración de sus diversos encuentros sexuales, durante los cuales exploran el lado oscuro del romance, a través de la sumisión, el sadomasoquismo y la dominación.

Los críticos literarios han sido muy severos con el libro, argumentando su ”pobreza literaria”.  Yo no soy crítica, ni pretendo serlo, sin embargo quisiera abordar la polémica desatada,  a través de un análisis sociológico.

Primero, debemos considerar que el valor de cualquier artículo o servicio, lo fija el consumidor en base a la oferta y la demanda.   El estándar literario podrá decir que el libro carece de valor, pero hay 70 millones de personas alrededor del mundo que dicen lo contrario y lo han vuelto un “best seller”. Vivimos en Democracia, pero nos manda la tiranía de las mayorías, nos guste o no.  Tampoco estoy de acuerdo con los resultados electorales, pero igual tengo que aguantarlos.  En lugar de criticar, deberían evaluar qué está sucediendo con esas maravillosas obras, de prosa perfecta, que muy pocos están interesados en leer.  

Segundo, el hecho de que los lectores están escandalizados por la carga de erotismo de cada encuentro sexual,  y a su vez, experimenten anhelos de vivir experiencias que antes les eran totalmente desconocidas, dice mucho de nuestra sociedad moderna.  Creemos vivir en una sociedad liberada sexualmente, pero este fenómeno nos deja claro que una gran mayoría no pasa del sexo misionero, procreativo y falto de imaginación.  Una persona que se conoce a sí misma y ha alcanzado su plenitud sexual, no debería ofenderse por un libro así.  Para mi sorpresa, muchas son las mujeres que han descubierto a través de esta lectura, un mundo paralelo de posibilidades, antes impensables.

Tercero, este libro es un revés para el feminismo moderno.  El personaje principal, Christian Grey, es un empresario exitoso, millonario, guapo, machista, dominante y controlador.  Representa todo aquello por lo que las feministas modernas se rasgan las vestiduras y lo consideran abominable. Sería bueno despertar de los sueños y reconocer que el Feminismo bien entendido, surgió de una lucha en sociedades donde las mujeres sólo tenían obligaciones y no gozaban de derechos primordiales (derecho a la educación, al trabajo, al voto, e inclusive el derecho a no usar corsé); y que se convirtió en una corriente dañina, en donde la mujer se masculinizó y el hombre perdió su hombría. Sin embargo, hay millones de mujeres suspirando por un “macho exitoso” como Grey.   Algunas feministas argumentan que gracias a ellas,  las mujeres se sienten en libertad de buscar este tipo de “pornografía femenina”, un hecho sin fundamento.

La guionista británica, Kelly Marcel, quien ha sido seleccionada por Universal Pictures y Focus Features para escribir el guión que llevará esta trilogía a la pantalla grande, describe a Grey como “un héroe romántico, chapado a la antigua”.  Como bien dicen los antropólogos, somos animales, en donde la dominancia la tiene el macho alfa, el más fuerte de la manada; el que tiene más éxito, poder y dinero.  

Sólo el tiempo y la historia le darán el valor real a este libro, y si llegará a ser considerado un clásico de la literatura.  Sin embargo, no hay duda que nos hace reflexionar sobre nuestra sociedad contemporánea y moderna, nuestros estándares y los valores que supuestamente nos rigen...versus la realidad.


Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Intuición, Tercera Edición. Pueden ver el artículo original acá.


jueves, 4 de julio de 2013

Malas Excusas



Me parece que no hay nadie a quien le agradan las personas que se la pasan dando excusas, sin embargo, la mayoría de nosotros lo hemos hecho, en mayor o menor grado.
Creo que las excusas son una forma de proteger a nuestro subconsciente; es más fácil culpar a alguien o a algo, que reconocer nuestros errores y aceptar la responsabilidad sobre ellos.
Las peores excusas y las que más nos dañan, son aquellas que adoptamos para evitar tomar las riendas de nuestra vida.  
Les presento para su consideración y análisis, las ocho excusas que escucho con más frecuencia:
8- No me rasuro las piernas porque estoy sola, no tengo novio, marido, amante etc.
Háyase visto cosa más absurda, y es una de las  preferidas de la  gran mayoría de solteras. Déjenme decirles que tener las piernas llenas de vellos y parecer un Neardental,  no les va a solucionar el problema y mucho menos les ayudará a conseguir novio o esposo.
Yo me rasuro porque me gusta sentirme limpia, libre de vellos. Que absurdo rasurarme sólo cuando tengo una cita o cuando tengo novio. Hay que rasurarse para sentirse femenina, aunque nadie pueda vernos. Si voy a esperar tener a quién mostrarle mis piernas rasuradas, significa que lo hago por alguien más y eso es un grave error.  Si les da pereza rasurarse o depilarse, existe la depilación láser, cada día más económica, y con excelentes resultados.
7- No uso ropa interior sexi porque estoy sola, no tengo novio, marido, amante, amigo con derechos, etc.
Muy similar al caso anterior, si no me siento sexy y femenina conmigo misma, cómo me voy a sentir bien con un hombre?  Usar ropa sexy, es parte de nuestro encanto, yo la uso y es mi secreto con el mundo, ¡nadie la puede ver sólo yo! Y no me vengan con la excusa de que es incómoda, por qué no es cierto, quizás ciertos tipos de Lingerie sí, pero no son de los que se usan como ropa interior de diario.  Cada día hay más estilos y texturas, tan cómodos como sexys.  Los hipsters o cacheteros son para mí los mejores. Muchas piensan erróneamente que los calzones, blumers o panties de la abuela son más cómodos, no es cierto! Primero, se marcan en los pantalones ajustados y  deforman las nalgas; si tienes caderas grandes o estás pasada de peso, sólo lo harán más evidente.  Segundo, como la mayoría los usa de algodón, van aumentando de talla con cada lavada y al final, son más incómodos que una tanga en una talla menor (bien saben a lo que me refiero).  Entre un 85 a 90% de las mujeres usa una talla incorrecta de brasier. ¿Cómo te vas a ver sexy si el brasier te deforma los senos? Las pruebas las hacen gratis en las principales cadenas de lencería. Por las variaciones de peso y edad es algo que debería hacerse al menos cada dos años.  
6- Estoy muy gorda o gordo y tengo que hacer ejercicio y dieta.  
Honestamente no se por qué se repiten tanto; ¿que quieren que les diga? ¡no es para tanto! No, no lo esperen de mí.  Mi respuesta es: si vas a estar pasado de peso y no harás nada para cambiarlo, acéptalo y cállate.  Valórate y ámate como eres, y si hay algo con lo que no estés satisfecho, acciona para cambiarlo.  
No esperen mi empatía, no la tengo, estoy cansada de la gente que se la pasa quejando y no hace nada por cambiar.  Yo amo Queen Latifah y esa mujer sabe lucir sus curvas y sus libritas de más, y como ella hay muchas rellenitas encantadoras, felices con sus vidas.
Después de pasar 39 años de mi vida siendo la flaca que todos envidiarán porque podía comer de todo sin subir de peso y bajaba de peso con un  simple resfrío, llegaron mis 40 años con un año más de vida,  y ¡15 libras de más! Si no fuera por ese bendito 2% de lycra / spandex de los pantalones, hubiera tenido que cambiar todo mi guardarropa. Luego de probar dietas infructuosas, me reconocí incapacitada para hacer dietas.  Amo comer. Gracias a mi maravillosa genética (gracias mamá y papá) nunca tuve necesidad de hacerlas. Ahora con 15 libras más, decidí que me veo bien y le hago honor a mi origen Latino luciendo algunas curvas.   Descubrí que  sin tener que hacer dieta, sólo haciendo un poco de ejercicio, puedo lucir una figura atractiva y hacerle honor a mis 41 años.  Me reconozco ser una floja y siempre tengo excusas para no ir al gimnasio, pero trato de enfocarme en que hacer ejercicio no sólo ayuda a al cuerpo, sino que oxigena el cerebro (Brain Rules por John Medina). Y créanme, yo cuido mi cuerpo por vanidosa, pero mi cerebro es mi mayor orgullo y a ese, lo cuido más.
5- Mi novio, novia, marido, esposa etc., no me ama, no me respeta, es un bueno para nada, me es infiel, etc.
Aquí hay dos opciones: dejan a la persona y reestructuran su vida, o se callan. Lo peor es que ya pasamos de los lamentos con amigos y familiares, a  estar publicando intimidades en Facebook. Si vas a ser una mosca nadando entre la m***da, tienes dos opciones o te cambias a la miel, o nada entre la m***da, pero acepta tu decisión y sé feliz.  Ya dejemos de ser víctimas, el poder del cambio es personal, pero si no lo hacemos, nunca seremos felices.   
A la gente le gusta ser escuchada (¿a quién no?), pero ya dejemos de hablar sólo para inspirar lástima...Es un morbo del ser humano, consuelo para bobos. "Yo estaré mal pero ellos están peor" ¡Vaya consuelo!. Si no vas a hacer nada por cambiar lo que te hace infeliz, acéptalo y deja de estar repitiendo las mismas quejas.
4- Voy a remodelar mi casa, hacerme un cambio de imagen, de peinado, color de cabello, etc.  
¿Cuando? No necesitas dejarme saber que lo harás, para que luego pasen años y sigas diciendo lo mismo. ¿No te das cuenta que pierdes credibilidad? Hazlo ya y sorpréndeme, no necesito preaviso.  Si aún no lo has decidido, hablemos de cosas más productivas, ¿no? Solemos vivir haciendo planes para el futuro y no vivimos el presente.  Con pequeños cambios hoy, ya estamos cambiando el mañana.   Todo cambio genera bienestar.  Para remodelar la casa, sólo necesitas cambiar los muebles de lugar.  
Vivimos hoy, no sabemos si mañana estaremos, así que es ahora.  El pasado ya pasó y el futuro es incierto, pero comienza HOY.  Les recomiendo leer el libro "The Power of Now" de Eckhart Tolle
3- Voy a viajar por el mundo cuando me retire.
¿En serio? Claro, para viajar se necesita dinero, sin embargo yo prefiero ahorrar ahora y viajar en este momento que no necesito ayuda de bastón. ¿Quien me garantiza que cuando me retire tendré dinero? Uno de los lugares que más me gusta es Tailandia. El vuelo directo desde Los Angeles es de 17 horas. ¡17 horas y sin artritis!, durante el viaje casi me da claustrofobia. ¿Y subir al Cusco para luego tomar el tren a Machu Picchu? ¿La selva de Tikal? ¿Las Pirámides de Egipto?, En estos días hasta subir al Empire State Building o la Torre Eiffel significa puestos de seguridad y largas filas; y no hablemos de los aeropuertos que se han vuelto una pesadilla. Nuevamente, ahorremos hoy para poder viajar, gastamos dinero en tonterías, se puede ahorrar si nos lo proponemos. Aprovechemos hoy que estamos vivos y gozamos de salud y juventud. No digo que no viajemos en la vejez, pero creo que las aventuras se disfrutarán más hoy.  
2- No tuve tiempo de responder a tu correo, mensaje de texto, o llamada Telefónica.
La gente más ocupada que conozco siempre tiene tiempo para responder, porque administran muy bien su tiempo, por eso mismo pueden hacer tantas cosas.  
Yo entre tanto correo y mensaje que recibo, honestamente hay veces que pienso que respondí, porque los leo y respondo mentalmente, pero olvido hacerlo de forma real.  Si le doy interés verdadero, les daría seguimiento y no lo olvidaría.   Siendo realmente honestos, peco muchas veces de no responder cuando no se qué decir.  Así que no es falta de tiempo, es falta de interés. Con los teléfonos inteligentes no tenemos excusa, estamos conectados todo el tiempo.
1- No fue mi intención.  
Para mí esta es la peor y la más detestable. ¿Saben qué?, sus intenciones las juzga Dios o su conciencia. Son sus acciones las me han jodido la vida. Lo peor de esta gente es la que de ahí se hacen las víctimas porque les estás juzgando sus intenciones. ¡No! Son sus acciones las que juzgo y sus intenciones me tienen sin cuidado.   Como dicen, “el camino al infierno esta lleno de buenas intenciones”.
Algunos ejemplos:

  • Hombre o mujer infiel: Te juro que no fue mi intención lastimarte, ¿en serio?
  • Colega de trabajo chismoso y calumniador: no fue mi intención, de verdad pensé que no habías hecho nada, o  estabas atrasado y sólo quería ayudar. ¿Ayudar?, ¿en serio? Más detestables son los jefes que prestan oídos a estas cosas, igual pasa en los colegios, escuelas y universidades.  
  • La suegra o suegro metiche ... Aquí las historias son demasiadas para enumerar pero estoy segura de que sabrán de las "buenas intenciones" a las que me refiero.

No se cómo hacer para que me entiendan, las intenciones de sus actos no me importan (les comparto un secreto, ustedes no son tan importantes en mi vida como lo creen), son las acciones que generan consecuencias dañinas las que me molestan. Dejen  la excusa de "no fue mi intención" que para mí, es la más baja que puede existir y la que más frecuentemente escucho. Esta es una excusa de cobardes. Comencemos a tomar responsabilidad de nuestros actos y afrontar las consecuencias de ellos.
Estas son las excusas que yo escucho con más frecuencia y conste que no estoy libre de pecado; he utilizado algunas de ellas en alguna oportunidad.   Me encantaría escuchar las suyas. Siéntanse en libertad de dejar un comentario.

Segunda oportunidad

Llegué temprano a la cena, algo poco usual para mí, prefiero llegar tarde y así tener una excusa para socializar con menos personas y q...